Salsa Bechamel: Cómo preparar esta deliciosa receta

5/5 - 1 voto

¡Prepará tu Propia Salsa Bechamel!

A todos nos encanta una buena salsa bechamel. Ya sea para acompañar unas pastas, una lasaña o incluso para usar de base en otras salsas, la bechamel es una opción deliciosa y sencilla de preparar. Con esta receta te voy a enseñar cómo hacerla en casa de manera rápida y con un toque especial. ¡Ponete el delantal y empecemos!

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes:

  • 50g de manteca
  • 3 cucharadas de harina
  • 500ml de leche
  • Nuez moscada al gusto
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Derretí la manteca en una cacerola a fuego medio.
  2. Agregá la harina y mezclá constantemente durante 2 minutos para cocinarla.
  3. De a poco, incorporá la leche mientras seguís mezclando para evitar grumos.
  4. Dejá cocinar la salsa por otros 5 minutos hasta que espese, revolviendo ocasionalmente.
  5. Condimentá con nuez moscada, sal y pimienta al gusto, ¡y listo!

Beneficios de la Salsa Bechamel

Esta sabrosa salsa no solo le da un toque especial a tus platos, sino que también aporta una textura cremosa y un sabor único. Además, al hacerla en casa, podés controlar los ingredientes y su calidad, lo que la convierte en una opción más saludable que las versiones comerciales con aditivos.

Recomendaciones y Consejos

Para una bechamel más liviana, podés utilizar leche descremada en lugar de entera. También podés experimentar agregando queso rallado o hierbas frescas para darle un toque diferente. ¡Animate a probar y encontrar tu versión favorita!

Curiosidades sobre la Salsa Bechamel

La salsa bechamel es originaria de Francia y forma parte de la gastronomía internacional. Su versatilidad la ha convertido en un básico de la cocina, y su nombre se lo debe al marqués Louis de Béchamel, quien se cree que la popularizó en la corte de Luis XIV. ¡Una receta con historia!

Relacionado:   Receta de Crema Pastelera con Frutillas: Relleno Delicioso

Deja un comentario