Salsa blanca sin manteca ni aceite: una opción saludable y deliciosa con ingredientes simples

5/5 - 1 voto

¡Hola a todos y bienvenidos a esta receta irresistible de salsa blanca sin manteca ni aceite! Si eres fanático de las salsas cremosas pero te preocupa la cantidad de grasa que pueden contener, ¡estás en el lugar correcto! En este artículo, te mostraré cómo preparar una deliciosa salsa blanca sin utilizar manteca ni aceite. Así podrás disfrutar de todo el sabor sin sentirte culpable.

Información previa

  • Número de comensales: Varía según las porciones, pero aproximadamente 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 2 tazas de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una pizca de nuez moscada
  • Queso rallado opcional para gratinar

Pasos para la preparación

  1. En una cacerola, calienta la leche a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo.
  2. En otra cacerola aparte, derrite la harina a fuego bajo, revolviendo constantemente hasta que adquiera un color dorado claro.
  3. Retira la harina del fuego y vierte lentamente la leche caliente sobre ella, revolviendo vigorosamente para evitar grumos.
  4. Regresa la cacerola a fuego medio y continúa revolviendo hasta que la salsa espese y alcance la consistencia deseada.
  5. Agrega sal, pimienta y nuez moscada al gusto y continúa revolviendo para combinar los sabores.
  6. Una vez que la salsa esté lista, puedes utilizarla como base para gratinar con queso rallado o simplemente servirla tal cual.

Beneficios

Esta salsa blanca sin manteca ni aceite es una opción mucho más saludable para disfrutar de tus platillos favoritos. Al omitir estos ingredientes, reducimos la cantidad de grasas saturadas y calorías presentes en la receta, lo cual es ideal para aquellos que buscan llevar una alimentación equilibrada.

Recomendaciones y consejos

Para obtener una salsa aún más cremosa, puedes agregar queso rallado al final y mezclar hasta que se derrita por completo. Si tienes intolerancia a la lactosa, puedes sustituir la leche de vaca por leche vegetal sin problemas. Recuerda ajustar la sal y la pimienta según tus preferencias personales.

Curiosidades

¿Sabías que la salsa blanca es uno de los elementos clave en la gastronomía argentina? Se utiliza en numerosos platos tradicionales como las papas gratinadas, las pastas rellenas y las empanadas. También se le conoce como bechamel en la cocina francesa. ¡Atrévete a probar esta versión sin manteca ni aceite y enamórate de su sabor y versatilidad!

Relacionado:   Receta rápida: Salsa blanca con ricota, ¡sabores cremosos en tu plato!

Deja un comentario