Deliciosa salsa blanca sin manteca: Sorprende con una receta fácil y rápida con maizena

5/5 - 1 voto

Bienvenidos a mi receta de salsa blanca sin manteca con maizena, una opción perfecta para aquellos que desean disfrutar de una deliciosa salsa pero evitando el uso de manteca. Esta receta es fácil de preparar y ¡te aseguro que no te decepcionará!

La salsa blanca es un clásico en la cocina, pero a veces podemos querer buscar alternativas más saludables. Con esta receta, utilizarás maizena en lugar de manteca, lo que la hace más ligera pero igualmente deliciosa.

Información previa

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 3 tazas de leche
  • 4 cucharadas de maizena
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Queso rallado para espolvorear (opcional)

Pasos de preparación

  1. En una olla, calentar la leche a fuego medio.
  2. Mientras tanto, en un recipiente aparte, disolver la maizena en un poco de leche fría.
  3. Cuando la leche de la olla esté caliente, agregar la maizena disuelta y mezclar constantemente hasta que espese.
  4. Añadir sal, pimienta y el aceite de oliva. Continuar mezclando hasta obtener una consistencia suave y sin grumos.
  5. Una vez lista, puedes agregar queso rallado por encima si lo deseas.

Beneficios de la salsa blanca sin manteca con maizena

Esta receta de salsa blanca sin manteca con maizena tiene varios beneficios. En primer lugar, es más saludable debido a la sustitución de la manteca por maizena. Además, es apta para personas con intolerancia a la lactosa o veganas, ya que no contiene productos de origen animal. También es una opción ligera para aquellos que desean reducir el consumo de grasas.

Recomendaciones y consejos

Algunas recomendaciones para preparar esta salsa blanca sin manteca con maizena son usar leche fría para disolver la maizena, así evitarás la formación de grumos. Además, puedes ajustar la cantidad de sal y pimienta según tus preferencias personales. Si deseas una salsa más espesa, puedes usar más maizena, y si prefieres una consistencia más ligera, puedes usar menos. ¡Experimenta y encuentra tu equilibrio perfecto!

Curiosidades sobre la receta

¿Sabías que la salsa blanca es también conocida como bechamel en la cocina francesa? Además, se utiliza en una variedad de platos, desde lasaña hasta croquetas. Es una salsa versátil y puedes agregarle tu toque personal con ingredientes como queso rallado, nuez moscada o hierbas frescas.

Relacionado:   Receta fácil de salsa blanca con harina de maíz: ¡Delicioso toque cremoso!

Deja un comentario