Sorprende a todos con nuestra deliciosa salsa blanca de queso

5/5 - 1 voto

¡Bienvenidos a mi blog gastronómico! Hoy les traigo una receta deliciosa que seguro les encantará: salsa blanca con queso. Esta preparación es perfecta para acompañar pastas, gratinar platos o simplemente para disfrutar con pan. Su textura suave y su sabor cremoso la convierten en una opción irresistible para los amantes del queso. ¡Prepárense para deleitar sus paladares con esta maravillosa salsa!

Si eres de los que disfrutan de comidas fáciles de preparar, esta receta es ideal para ti. Sin complicaciones y con ingredientes sencillos, podrás sorprender a tu familia y amigos con un plato lleno de sabor. Además, la salsa blanca con queso es una excelente opción para vegetarianos. ¡Anímate y descubre cómo hacerla paso a paso!

Información previa

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 250 ml de leche
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de harina
  • 100 gr de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para la preparación

  1. En una cacerola, derrite la mantequilla a fuego medio.
  2. Agrega la harina y mezcla hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Poco a poco, añade la leche mientras continúas mezclando para evitar grumos.
  4. Cocina la mezcla durante unos minutos, removiendo constantemente, hasta que espese y alcance la consistencia deseada.
  5. Añade el queso rallado y mezcla hasta que se derrita por completo.
  6. Sazona con sal y pimienta al gusto.

Beneficios de la salsa blanca con queso

Además de su inigualable sabor, esta salsa aporta una textura cremosa y un delicioso aroma a tus platos. El queso es una excelente fuente de calcio, proteínas y vitaminas, lo que la convierte en una opción nutritiva para incluir en tu dieta. Además, al ser casera, puedes controlar los ingredientes y su cantidad, evitando el exceso de grasas y aditivos innecesarios.

Recomendaciones y consejos

Para obtener una salsa más suave, puedes utilizar leche caliente en lugar de leche fría al momento de incorporarla a la mezcla de harina y mantequilla. Si quieres darle un toque especial, puedes agregar ajo en polvo, nuez moscada o hierbas aromáticas de tu preferencia.

Curiosidades sobre la receta

La salsa blanca con queso es conocida con diferentes nombres alrededor del mundo, como bechamel, salsa de queso o incluso salsa Mornay. Esta salsa tiene su origen en la cocina francesa y ha sido adaptada en diversas culturas. ¡Explora tus habilidades culinarias y sorprende a tus invitados con este clásico que nunca pasa de moda!

Relacionado:   Salsa blanca dulce: una deliciosa y versátil receta para endulzar tus platos

Deja un comentario