Deliciosa salsa blanca con maizena y champiñones: ¡una receta irresistible!

5/5 - 1 voto

¡Hola a todos los amantes de la buena comida! Hoy les traigo una deliciosa receta de salsa blanca con maicena y champiñones que les hará agua la boca. Esta salsa cremosa y llena de sabor es perfecta para acompañar cualquier plato, ya sea pasta, carne o pollo. Prepárense para disfrutar de una explosión de sabores en cada bocado.

Información previa

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 20 minutos

Ingredientes

  • 2 cucharadas de maicena
  • 250 ml de leche
  • 200 g de champiñones frescos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos de preparación

  1. En una olla, disolver la maicena en la leche hasta que no queden grumos. Reservar.
  2. En otra olla, derretir la mantequilla a fuego medio.
  3. Agregar los champiñones picados y el ajo, y cocinar por unos minutos hasta que estén dorados.
  4. Verter la mezcla de maicena y leche en la olla de los champiñones.
  5. Revolver constantemente hasta que la salsa espese y tome una consistencia cremosa.
  6. Sasonar con sal y pimienta al gusto.
  7. Servir caliente y disfrutar de esta deliciosa salsa blanca con maicena y champiñones.

Beneficios de esta receta

Esta salsa blanca con maicena y champiñones tiene múltiples beneficios para tu organismo. El champiñón, conocido por su bajo contenido en calorías y alto contenido en fibra, es ideal para aquellos que buscamos cuidar nuestra figura sin renunciar al sabor. Además, la maicena, utilizada como espesante en esta receta, le da una textura cremosa y ligera a la salsa sin añadir grasa extra. ¡Una combinación perfecta!

Recomendaciones y consejos

Para obtener una salsa aún más sabrosa, te recomiendo utilizar champiñones frescos de buena calidad. Puedes agregar otros ingredientes a esta receta, como cebolla caramelizada o nueces picadas, para darle un toque extra de sabor. Si prefieres una salsa más ligera, puedes sustituir la leche por leche desnatada o utilizar caldo de verduras en lugar de agua para disolver la maicena. ¡Adapta la receta a tu gusto y sorpréndete con los resultados!

Curiosidades sobre esta receta

¿Sabías que la salsa blanca, también conocida como bechamel, es una de las salsas madre de la cocina francesa? Su origen se remonta al siglo XVII y desde entonces ha sido utilizada en numerosas preparaciones culinarias alrededor del mundo. Esta versión con maicena y champiñones le da un toque moderno y original, perfecta para impresionar a tus invitados en cualquier ocasión. ¡Anímate a probarla y verás cómo se convierte en una de tus salsas favoritas!

Relacionado:   Deliciosa Salsa Blanca: La Receta de Osvaldo Gross en Solo 3 Pasos

Deja un comentario