Deliciosa salsa blanca casera con leche y queso: un toque cremoso para tus platos

5/5 - 1 voto

salsa blanca con leche y queso

¡Hola a todos los amantes de la cocina! Hoy quiero compartir con ustedes una deliciosa receta de salsa blanca con leche y queso. Esta salsa es perfecta para acompañar cualquier tipo de pasta, pollo o verduras. ¡Prepárense para disfrutar de un sabor increíble!

La salsa blanca, también conocida como bechamel, es una preparación básica en la cocina, pero con el agregado de leche y queso, le daremos un toque especial y cremoso. Además, es muy fácil de hacer, incluso para aquellos que no se consideran expertos en la cocina. Así que no importa si eres principiante o todo un chef, esta receta es para ti. ¡Manos a la obra!

Información previa

  • Número de comensales: 4
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 20 minutos

Ingredientes

  • 30 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de harina
  • 500 ml de leche
  • 150 gramos de queso rallado (puede ser mozzarella, cheddar o el que prefieras)
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para la preparación

  1. En una cacerola, derrite la mantequilla a fuego medio.
  2. Agrega la harina y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea. Cocina por 2 minutos, removiendo constantemente.
  3. Vierte la leche de a poco, sin dejar de revolver, hasta obtener una salsa espesa y suave.
  4. Añade el queso rallado y continúa revolviendo hasta que se derrita completamente.
  5. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  6. Retira la salsa del fuego y déjala reposar durante unos minutos antes de utilizarla.

Beneficios de la salsa blanca con leche y queso

Esta deliciosa salsa tiene varios beneficios. Por un lado, la leche y el queso aportan calcio, un mineral fundamental para nuestros huesos y dientes. Además, el queso contiene proteínas, vitaminas y minerales que son esenciales para nuestro organismo. ¡No solo estaremos disfrutando de un sabor increíble, sino también cuidando nuestra salud!

Recomendaciones y consejos

Para obtener una salsa blanca perfecta, es importante que cocines la harina lo suficiente antes de agregar la leche. Esto evitará que la salsa tenga un sabor a harina cruda. También, recuerda revolver constantemente mientras agregas la leche para evitar la formación de grumos. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes agregar especias como nuez moscada o pimentón ahumado. ¡Experimenta y diviértete en la cocina!

Curiosidades sobre la salsa blanca

¿Sabías que la salsa blanca es originaria de Francia? Se le conoce como bechamel en la cocina francesa y es una salsa base utilizada en muchos platos. En distintas partes del mundo, se le agregan ingredientes adicionales para darle un toque personal. En el caso de nuestra receta, la leche y el queso le dan una textura y sabor únicos. ¡Una combinación perfecta!

Relacionado:   Receta de Bechamel Casera para Lasana: ¡Crea una capa cremosa y deliciosa!

15 comentarios en «Deliciosa salsa blanca casera con leche y queso: un toque cremoso para tus platos»

    • No puedo creer que quieras arruinar una salsa blanca perfectamente deliciosa con queso. La sencillez es la clave, no necesitamos agregar más ingredientes para que sea sabrosa.

      Responder
    • No me puedo resistir a un poco de picante, ¡así que definitivamente probaré agregarle chile a la salsa blanca con leche y queso! Seguro que le da un toque de sabor explosivo. ¡Gracias por la sugerencia!

      Responder
  1. ¡Me encanta la idea de agregar leche y queso a la salsa blanca! Seguro que le da un toque delicioso y cremoso a mis platos. ¡Definitivamente probaré esta receta!

    Responder
    • No estoy de acuerdo contigo. La salsa blanca tradicional ya es suficientemente deliciosa y cremosa. Agregar leche y queso solo la arruinaría. No recomendaría probar esa receta.

      Responder
    • ¡Amigo, la salsa blanca es un clásico! No hay nada como su cremosidad y su sabor suave y delicado. El queso derretido es delicioso, pero no reemplaza a la salsa blanca en todos los platos. ¡Viva la salsa blanca! 🥣🍝

      Responder

Deja un comentario