Salsa blanca de almendras con maicena: Deliciosa receta ligera y cremosa

4/5 - 2 votos

salsa blanca con leche de almendras y maicena

Buenas, amantes de la cocina y los sabores increíbles. Hoy les traigo una receta deliciosa que seguramente los hará chuparse los dedos: una salsa blanca con leche de almendras y maicena. Esta salsa tiene una textura suave y un sabor único que complementará a la perfección tus platos favoritos.

Si estás buscando una alternativa a la clásica salsa blanca, esta receta es perfecta para ti. Además, es apta para aquellos que siguen una dieta sin lactosa o son alérgicos a los lácteos. ¡Así que no hay excusas para no probarla!

Información previa

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 2 tazas de leche de almendras
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharadas de margarina vegetal
  • Sal y pimienta al gusto
  • Especias opcionales: nuez moscada, ajo en polvo

Pasos de preparación

  1. En una olla a fuego medio, calienta la margarina vegetal hasta que se derrita.
  2. Agrega la maicena y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Poco a poco, vierte la leche de almendras mientras continúas mezclando para evitar grumos.
  4. Sigue cocinando la salsa a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente hasta que espese y adquiera una textura aterciopelada.
  5. Añade sal, pimienta y las especias opcionales al gusto. Mezcla nuevamente.
  6. Retira la salsa del fuego y déjala reposar unos minutos antes de servir.

Beneficios de la salsa blanca con leche de almendras y maicena

Esta deliciosa salsa tiene la ventaja de ser una opción saludable y nutritiva. Al estar hecha con leche de almendras, es baja en grasas saturadas y proporciona una buena dosis de vitamina E. Además, la maicena utilizada como espesante es libre de gluten, ideal para personas con intolerancia al gluten. ¡Una combinación perfecta para cuidar de tu salud sin sacrificar el sabor!

Recomendaciones y consejos

Para obtener una salsa aún más sabrosa, puedes agregar ajo en polvo o nuez moscada según tu preferencia. También puedes ajustar la cantidad de sal y pimienta de acuerdo a tu gusto personal. Si deseas una salsa más líquida, puedes agregar un poco más de leche de almendras mientras la preparas.

Curiosidades sobre la receta

¿Sabías que la salsa blanca es una preparación muy versátil? Puedes utilizarla como base para otras salsas, como por ejemplo, agregarle queso rallado para hacer una salsa de queso deliciosa. Además, si tienes restos de esta salsa, puedes utilizarla como relleno para tartas o quiches. ¡Una forma creativa de aprovechar al máximo esta delicia culinaria!

Relacionado:   Salsa blanca sin manteca ni aceite: una opción saludable y deliciosa con ingredientes simples

13 comentarios en «Salsa blanca de almendras con maicena: Deliciosa receta ligera y cremosa»

    • La maicena se utiliza para espesar salsas debido a su textura más ligera y su capacidad para evitar grumos. Además, es una opción sin gluten. Si prefieres usar harina, adelante, pero la maicena puede darle a tu salsa una consistencia más suave y sedosa. Prueba y decide por ti mismo.

    • ¡Claro, seguro que es ligera y cremosa! Pero no te hagas muchas ilusiones. La mayoría de las salsas blancas tienen un montón de grasa y calorías escondidas. Mejor revisa los ingredientes antes de probarla.

  1. ¡Me encanta la idea de usar leche de almendras en la salsa blanca! ¡Seguro que le da un toque delicioso y ligero! 😍🌿

    • ¡Definitivamente tienes que probarla! La combinación de almendras y maicena suena interesante, pero solo sabrás si es deliciosa si la pruebas tú mismo/a. ¡No pierdas tiempo preguntando y ve a la cocina a cocinarla!

    • Sí, lo he intentado y es una alternativa deliciosa y más saludable. La leche de almendras le da un sabor único a la salsa blanca. ¡Te animo a probarlo!

Los comentarios están cerrados.