Receta de salsa blanca sin manteca: increíblemente fácil y deliciosa

5/5 - 1 voto

¡Hola amigos! Hoy les traigo una deliciosa receta de salsa blanca con harina y leche sin manteca. Esta salsa es perfecta para acompañar diversos platos, desde pastas hasta carnes. Es suave, cremosa y llena de sabor. Prepárense para dejarse seducir por esta maravillosa receta casera, ¡comencemos!

Si estás buscando una salsa versátil y fácil de hacer, estás en el lugar correcto. La salsa blanca con harina y leche sin manteca es una opción perfecta para aquellos que prefieren evitar las grasas extra. Ahora, vamos a echar un vistazo a la información previa de esta receta:

  • Número de comensales: 4 porciones
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto

Pasos para la preparación

  1. En una cacerola a fuego medio, añade la harina y revuelve constantemente hasta que tome un color dorado claro.
  2. Poco a poco, vierte la leche mientras sigues revolviendo para evitar que se formen grumos.
  3. Añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto y sigue cocinando a fuego medio hasta que la salsa espese.
  4. Retira del fuego y deja reposar unos minutos antes de servir.

Beneficios de la salsa blanca con harina y leche sin manteca

Esta salsa blanca casera tiene varios beneficios. En primer lugar, al no contener manteca, es más ligera y saludable. Además, al estar hecha con harina y leche, aporta nutrientes importantes como proteínas y calcio. También es una excelente opción para aquellos con intolerancia a la lactosa, ya que se puede utilizar leche sin lactosa.

Recomendaciones y consejos

Para obtener una textura perfecta, te recomendamos tamizar la harina antes de añadirla a la cacerola. Esto evitará que se formen grumos indeseados. Además, no olvides agregar la leche de forma gradual y seguir revolviendo constantemente para obtener una salsa suave y sin grumos.

Si quieres darle un toque de sabor extra, puedes añadir queso rallado a la salsa blanca una vez que haya espesado. ¡El resultado será delicioso!

Curiosidades sobre la receta

¿Sabías que la salsa blanca es también conocida como bechamel? Esta salsa tiene su origen en la cocina francesa y ha sido ampliamente utilizada en diversas preparaciones culinarias. Su versatilidad y sabor suave la convierten en una opción popular en todo el mundo.

¡Y eso es todo! Espero que disfrutes de esta receta de salsa blanca con harina y leche sin manteca tanto como yo. No dudes en compartir tus impresiones y sugerencias en los comentarios. ¡Buen provecho!

Relacionado:   Deliciosa salsa blanca árabe para tus recetas: ¡sigue nuestra receta!

14 comentarios en «Receta de salsa blanca sin manteca: increíblemente fácil y deliciosa»

    • ¡Claro que es deliciosa! Yo la he probado y es simplemente espectacular. No necesitas manteca para lograr una salsa blanca cremosa y sabrosa. Dale una oportunidad, no te arrepentirás.

      Responder
  1. La salsa blanca sin manteca es un invento revolucionario, ¡un cambio de paradigma culinario! ¿Quién necesita manteca cuando se tiene harina y leche? ¡Viva la innovación! 🍲✨

    Responder
    • ¡La salsa blanca sin manteca suena genial! Personalmente, nunca le he agregado nuez moscada, pero podría ser interesante probarlo. Cada uno tiene su propio toque especial en la cocina. ¡A experimentar se ha dicho! 😄

      Responder

Deja un comentario