Salsa blanca con aceite de oliva: ¡La deliciosa receta para tus platos!

5/5 - 1 voto

¡Hola amigos! Hoy les traigo una deliciosa receta de salsa blanca con aceite de oliva para que puedan disfrutar en cualquier momento. Esta salsa tiene un sabor suave y cremoso que seguramente les encantará. Además, es muy sencilla de preparar, así que no se preocupen si no son unos expertos en la cocina. ¡Vamos a ello!

Información previa

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto
  • Queso rallado opcional para gratinar

Pasos para la preparación

  1. En una olla, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  2. Añade la harina y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Poco a poco, incorpora la leche y sigue removiendo para evitar grumos.
  4. Cocina a fuego medio-bajo hasta que la salsa espese. Remueve constantemente para evitar que se pegue.
  5. Agrega sal, pimienta y nuez moscada al gusto, y mezcla bien.
  6. Si deseas, puedes añadir queso rallado para gratinar la salsa.
  7. Sirve la salsa blanca con aceite de oliva caliente sobre tus platos favoritos.

Beneficios de la salsa blanca con aceite de oliva

Esta deliciosa salsa, además de realzar el sabor de tus platillos, también aporta beneficios para tu salud. El aceite de oliva es una fuente de grasas saludables que ayudan a reducir el colesterol malo, protegiendo así tu corazón. A su vez, la leche utilizada en esta receta es una excelente fuente de calcio, fundamental para fortalecer tus huesos y dientes. ¿Quién dijo que la comida rica no puede ser saludable?

Recomendaciones y consejos

Si quieres darle un toque especial a esta salsa, puedes añadir otros ingredientes como ajo picado, cebolla caramelizada o incluso hierbas aromáticas según tu preferencia. Recuerda que la clave para obtener una salsa blanca perfecta es cocinarla a fuego medio-bajo y remover constantemente para evitar que se formen grumos. ¡No te olvides de probarla antes de servir para ajustar los condimentos a tu gusto!

Curiosidades sobre la receta

¿Sabías que la salsa blanca, también conocida como bechamel, es una de las salsas base más utilizadas en la cocina? Se utiliza en una gran variedad de platos, desde lasañas y canelones, hasta croquetas y gratinados. Además, puedes experimentar con diferentes quesos para darle un toque único a esta salsa, ¡las posibilidades son infinitas!

Relacionado:   Deliciosa Bechamel: Receta Casera con Harina

Deja un comentario