Receta de pollo guisado con cebolla y vino blanco: ¡sabores deliciosos en tu plato!

5/5 - 1 voto

Pollo Guisado con Cebolla y Vino Blanco

¡Hola amigues! Hoy les traigo una receta sabrosa y reconfortante para preparar un delicioso pollo guisado con cebolla y vino blanco. La combinación de sabores es simplemente espectacular, y lo mejor de todo es que es súper fácil de hacer. ¡Así que manos a la obra y a disfrutar de este plato bien casero! 😋

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 1 hora

Ingredientes:

  • 1 pollo troceado
  • 4 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 200ml de vino blanco
  • Caldo de pollo o agua
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para la preparación:

  1. En una olla grande, calentar un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  2. Dorar el pollo por todos lados hasta que esté bien sellado. Retirar y reservar.
  3. En la misma olla, agregar un poco más de aceite si es necesario y saltear las cebollas y el ajo picados hasta que estén tiernos.
  4. Regresar el pollo a la olla, verter el vino blanco y dejar cocinar un par de minutos para que se evapore el alcohol.
  5. Cubrir con caldo de pollo o agua, sazonar con sal y pimienta, tapar la olla y cocinar a fuego medio-bajo durante aproximadamente 40 minutos o hasta que el pollo esté tierno.
  6. Servir bien caliente y ¡a disfrutar!

Beneficios del Pollo Guisado con Cebolla y Vino Blanco

Este plato es una excelente fuente de proteínas gracias al pollo, y la cebolla aporta antioxidantes y fibra. Además, el vino blanco le da un toque de sabor único, perfecto para acompañar una comida especial.

Recomendaciones y Consejos

Para un toque extra de sabor, puedes añadir hierbas frescas como tomillo o romero durante la cocción. También, puedes acompañar este guiso con arroz blanco o unas papas al horno. ¡Una delicia!

Curiosidades sobre esta Receta

El pollo guisado con cebolla y vino blanco es un plato tradicional en muchas culturas, y cada región tiene su propia versión. Es un clásico reconfortante que ha pasado de generación en generación, adaptándose a los gustos y costumbres de cada hogar.

Relacionado:   Deliciosa receta de carne con papas y zanahoria: un festín irresistible

Deja un comentario