Deliciosa receta: Pizza casera de pollo y queso, ¡preparación fácil en 30 minutos!

5/5 - 1 voto

Hoy les traigo una deliciosa receta de pizza casera de pollo y queso que estoy seguro de que les va a encantar. ¿A quién no le gusta una buena pizza casera con ingredientes frescos y sabrosos? Pues bien, esta receta es perfecta para cualquier ocasión: desde una noche de película en casa hasta una reunión con amigos. Así que prepárense para disfrutar de una explosión de sabores en cada bocado. ¡Manos a la masa!

Información previa

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 1 hora

Ingredientes

  • Para la masa de pizza:
    • 500 gr de harina
    • 1 sobre de levadura
    • 320 ml de agua tibia
    • 1 cucharada de sal
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Para el relleno de pollo y queso:
    • 300 gr de pechuga de pollo cocida y desmenuzada
    • 200 gr de queso mozzarella rallado
    • 1 cebolla picada
    • 1 pimiento verde picado
    • 1 pimiento rojo picado
    • 2 tomates en rodajas
    • Orégano al gusto
    • Aceite de oliva para rociar
    • Sal y pimienta al gusto

Pasos de preparación

  1. En un bol grande, mezcla la harina, la levadura, el agua tibia, la sal y el aceite de oliva. Amasa hasta obtener una masa suave y elástica.
  2. Cubre el bol con un paño húmedo y deja reposar la masa durante aproximadamente 30 minutos, hasta que duplique su tamaño.
  3. Mientras tanto, en una sartén grande, saltea la cebolla, los pimientos y el pollo desmenuzado con un poco de aceite de oliva. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  4. Estira la masa en una superficie enharinada y colócala en una bandeja de horno previamente engrasada.
  5. Extiende una capa de queso mozzarella rallado sobre la masa y luego añade el pollo con los pimientos y la cebolla salteados.
  6. Coloca las rodajas de tomate por encima y espolvorea con orégano al gusto.
  7. Hornea la pizza a 200°C durante unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.
  8. ¡Listo! Sirve la pizza de pollo y queso casera caliente y disfruta de su delicioso sabor.

Beneficios de la pizza de pollo y queso casera

Además de ser una opción deliciosa para una comida o cena rápida, la pizza de pollo y queso casera tiene varios beneficios. El pollo es una excelente fuente de proteínas magras, mientras que el queso aporta calcio y otros nutrientes esenciales. Al hacerla en casa, puedes controlar los ingredientes y optar por opciones más saludables, como utilizar masa integral o agregar verduras adicionales como champiñones o espinacas.

Recomendaciones y consejos

Aquí van algunos consejos para que tu pizza de pollo y queso casera sea un éxito:

  • Amasa la masa lo suficiente para que esté elástica, pero evita amasar en exceso, ya que podría quedar una masa dura.
  • Prueba diferentes combinaciones de ingredientes para personalizar tu pizza. ¡Deja volar tu imaginación!
  • Si tienes tiempo, deja reposar la masa durante algunas horas en la nevera para obtener una textura aún más esponjosa.
  • No escatimes en los ingredientes: ¡una pizza bien cargada es mucho más sabrosa!
  • Si quieres un toque picante, puedes añadir un poco de salsa de tomate con chiles o agregar rodajas de jalapeño.
Quizás también te interese:  Receta de pizza la focaccia: el sabor italiano en tu cocina

Curiosidades sobre la pizza de pollo y queso casera

¿Sabías que la pizza de pollo y queso casera es una de las variantes más populares en Argentina? Su combinación de sabores y su versatilidad para adaptarse a diferentes ingredientes la convierten en una opción muy apreciada por los amantes de la pizza. Además, la pizza en sí misma tiene una historia fascinante que se remonta a la antigua Roma, donde se empezó a consumir por primera vez en forma de pan plano con diferentes ingredientes por encima. ¡La pizza siempre tiene algo nuevo que enseñarnos!

Relacionado:   Delicioso Calzone Tradicional: Una Receta Fácil y Auténtica

Deja un comentario