Deliciosos buñuelos con Thermomix: La mejor receta en solo 30 minutos

5/5 - 1 voto

¡Prepárate para disfrutar de los mejores buñuelos con thermomix! Si eres amante de los dulces fritos y estás buscando una receta fácil y deliciosa, has llegado al lugar indicado. En esta ocasión, queremos compartir contigo nuestra versión de los buñuelos, una receta que te aseguramos te dejará con ganas de repetir una y otra vez.

Imagina ese crujiente exterior dorado, y un interior suave y esponjoso. ¿Se te hace agua la boca? ¡A nosotros también! Sigue leyendo para descubrir cómo prepararlos de manera sencilla y disfrutar de este verdadero manjar para compartir en cualquier ocasión.

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 30 minutos
  • 200 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 2 huevos
  • 250 ml de leche
  • 50 gramos de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Aceite vegetal para freír
  • Azúcar glas para decorar (opcional)
  1. En el vaso de la thermomix, añade la harina, la levadura, los huevos, la leche, el azúcar y la sal. Programa a velocidad 4 durante 10 segundos para mezclar bien los ingredientes.
  2. Deja reposar la masa durante 10 minutos para que la levadura actúe.
  3. Calienta abundante aceite en una sartén a fuego medio-alto.
  4. Con la ayuda de una cuchara, ve tomando porciones pequeñas de masa y sumérgelas en el aceite caliente. Fríe los buñuelos hasta que estén dorados por ambos lados.
  5. Retira los buñuelos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  6. Sirve los buñuelos calientes y, si lo deseas, espolvorea un poco de azúcar glas por encima para decorar.
  7. ¡Disfruta de tus buñuelos con thermomix recién hechos!

Beneficios de la mejor receta de buñuelos con thermomix

Aparte de su delicioso sabor, estos buñuelos caseros tienen la ventaja de ser fáciles y rápidos de preparar con la ayuda de la thermomix. Son ideales para compartir en meriendas, desayunos o postres, y podrás sorprender a tus invitados con un dulce clásico y lleno de tradición. Además, podrás personalizarlos añadiendo ingredientes extras como trozos de manzana, canela o ralladura de limón, ¡las opciones son infinitas!

Recomendaciones y consejos

Para obtener unos buñuelos perfectos, te recomendamos utilizar aceite vegetal para freír, que tenga un alto punto de humeo. Así evitarás que los buñuelos absorban demasiada grasa.

Si prefieres, puedes utilizar un termómetro de cocina para asegurarte de que el aceite tenga la temperatura adecuada antes de freír los buñuelos. La temperatura ideal es de aproximadamente 180°C.

No tengas miedo de experimentar con diferentes variantes. Puedes añadir especias como canela o vainilla a la masa, o incluso rellenar los buñuelos con crema pastelera o dulce de leche. ¡Déjate llevar por tu creatividad y sorprende con versiones únicas!

Relacionado:   Buenos y crujientes: ¡Deliciosos buñuelos de arroz fritos!

Curiosidades sobre la receta

Los buñuelos son un postre tradicional en muchas culturas alrededor del mundo. Se cree que su origen se remonta a la antigua Roma, donde eran conocidos como “globos”. Además, en algunas regiones de Argentina se acostumbra a preparar buñuelos en la víspera de Navidad como símbolo de buena suerte y prosperidad para el año nuevo. ¡Así que no dudes en compartir esta receta en las fiestas!

Deja un comentario