Delicioso flan de limón sin horno con leche condensada: receta fácil y refrescante

5/5 - 1 voto

¡Hola amigxs! ¿Están listxs para disfrutar de un postre delicioso y refrescante? Hoy les traigo una receta de flan de limón y leche condensada sin horno que los dejará sin palabras. Este postre es ideal para esos días de calor en los que buscamos algo dulce pero también fresco. ¡No se lo pueden perder!

Información previa

  • Número de comensales: 6
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 30 minutos

Ingredientes

  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • Jugo de 3 limones
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Galletas tipo maría (opcional para decorar)

Pasos de preparación

  1. En un bol, mezclar la leche condensada, la leche evaporada, el jugo de limón y la esencia de vainilla. Revolver bien para asegurarnos de que todos los ingredientes estén integrados.
  2. En un molde apto para flan, colocar caramelo líquido en el fondo, asegurándonos de cubrir toda la superficie.
  3. Verter la mezcla en el molde y alizar la superficie con una cuchara o espátula.
  4. Opcionalmente, decorar la superficie con galletas tipo maría para darle un toque especial.
  5. Llevar el molde al refrigerador y dejar enfriar por al menos 4 horas, o hasta que el flan esté firme.
  6. Una vez frío, desmoldar el flan y ¡listo para disfrutar!

Beneficios del flan de limón y leche condensada sin horno

Este delicioso postre no solo te refrescará en los días calurosos, sino que también te aportará vitamina C gracias al limón. Además, la leche condensada le brinda una textura cremosa y un sabor irresistible que seguro te encantará.

Recomendaciones y consejos

Para obtener un flan bien firme, es importante dejarlo enfriar el tiempo suficiente en el refrigerador. No te impacientes, la espera valdrá la pena. Además, si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir ralladura de limón a la mezcla.

Curiosidades sobre el flan de limón y leche condensada sin horno

¿Sabías que el flan es un postre de origen francés? A lo largo de los años, se ha convertido en un clásico de la cocina mundial, con diferentes variaciones según cada cultura. En este caso, nuestro flan de limón y leche condensada sin horno es una versión refrescante y fácil de preparar. ¡Ideal para sorprender a tus invitados!

Relacionado:   Delicioso Flan de Queso Chef Edgardo: Receta Irresistible

Deja un comentario