Delicioso flan de avena: receta fácil con solo tres ingredientes

5/5 - 1 voto

Flan de Avena con Tres Ingredientes

¿Buscás una opción deliciosa y saludable para sorprender a tus seres queridos? Este flan de avena con tres ingredientes es la elección perfecta. Su textura suave y su sabor exquisito lo convierten en una alternativa irresistible para cualquier momento del día. Al prepararlo, además de disfrutar de su delicioso sabor, estarás brindándole a tu cuerpo una buena dosis de nutrientes. ¡Preparáte para experimentar una explosión de sabor y bienestar!

  • Número de comensales: 4 porciones
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 3 tazas de avena en hojuelas
  • 1 lata de leche condensada
  • 4 huevos

Pasos para la Preparación

  1. Preparar un puré con la avena y la leche condensada mezclando en una licuadora durante un minuto.
  2. En un bol aparte, batir los huevos y luego agregar la mezcla de avena y leche condensada. Mezclar hasta lograr una consistencia uniforme.
  3. Verter la preparación en un molde apto para horno, previamente acaramelado.
  4. Colocar el molde en una fuente grande con agua caliente y hornear a 180°C durante 40 minutos o hasta que esté firme.
  5. Dejar enfriar y desmoldar antes de servir. ¡Listo para disfrutar!

Beneficios del Flan de Avena con Tres Ingredientes

Además de su sabor exquisito, este postre saludable aporta una buena dosis de energía gracias a la avena, es ideal para mejorar la digestión y el tránsito intestinal, y constituye una opción perfecta para aquellas personas que desean cuidar su alimentación sin privarse del placer de degustar un delicioso postre.

Recomendaciones y Consejos

Para una presentación aún más tentadora, podés decorar el flan con frutas frescas o frutos secos. No dudes en añadir tu toque personal a esta receta, ¡la creatividad en la cocina siempre es bienvenida!

Curiosidades sobre la Receta

El flan de avena, en sus diferentes variantes, es uno de los postres más versátiles y populares que existen. Su origen se remonta a la antigua Roma, donde se preparaba con miel y leche de cabra. En la actualidad, cada región ha incorporado sus propios ingredientes y modos de preparación.

Relacionado:   Receta de pollo al horno con jugo de naranja: ¡una explosión de sabor!

Deja un comentario