Delicioso flan casero con 3 huevos: la receta más fácil y rápida

5/5 - 1 voto

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor (N. del T. persona que se dedica a la imprenta) desconocido usó una galería de textos y los mezcló de tal manera que logró hacer un libro de textos especimen.

No sólo sobrevivió 500 años, sino que tambien ingresó como texto de relleno en documentos electrónicos, quedando esencialmente igual al original. Fue popularizado en la década de 1960 con la creación de las hojas “Letraset”, las cuales contenian pasajes de Lorem Ipsum, y más recientemente con software de autoedición, como por ejemplo Aldus PageMaker, el cual incluye versiones de Lorem Ipsum.

Información previa

  • Número de comensales: 6
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 1 hora

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 1 lata de leche condensada
  • 2 tazas de leche
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Pasos de preparación

  1. En una sartén, caramelizar el azúcar a fuego medio hasta obtener un color dorado.
  2. Verter el caramelo en el fondo de un molde para flan.
  3. En un recipiente aparte, batir los huevos con la leche condensada, la leche y la esencia de vainilla.
  4. Verter la mezcla en el molde con el caramelo.
  5. Cubrir el molde con papel de aluminio y colocarlo dentro de una fuente con agua caliente. Hornear a 180 grados Celsius durante 45 minutos.
  6. Retirar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar.

Beneficios del flan casero con 3 huevos

El flan casero con 3 huevos es una delicia que no puedes dejar de probar. Además de ser un postre exquisito, tiene varios beneficios. Los huevos son una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales. La leche y la leche condensada aportan calcio, vitamina D y otros nutrientes esenciales para la salud de los huesos. La vainilla, por su parte, tiene propiedades antioxidantes y puede ayudar a mejorar la digestión.

Recomendaciones y consejos

Para obtener un flan casero perfecto, te recomendamos utilizar huevos frescos de buena calidad. Asegúrate de batir bien la mezcla para obtener una textura suave y homogénea. No te olvides de caramelizar bien el azúcar para lograr un flan con un delicioso sabor a caramelo. Y por último, deja que el flan enfrie completamente antes de desmoldarlo para evitar que se rompa.

Curiosidades sobre el flan casero

Sabías que el flan es uno de los postres más antiguos del mundo? Su origen se remonta a la época del Imperio Romano, donde era un manjar reservado para la clase alta. Además, cada país tiene su versión propia de esta delicia. En Argentina, el flan casero es uno de los postres más populares y se suele servir en ocasiones especiales como cumpleaños y celebraciones familiares.

Relacionado:   Delicioso flan de yogur sin huevo: una receta ligera y deliciosa

14 comentarios en «Delicioso flan casero con 3 huevos: la receta más fácil y rápida»

    • ¡Me encanta la idea de agregarle limón al flan! Definitivamente le daría un toque refrescante y ácido que seguro lo hará aún más delicioso. ¡Me animo a probarlo! 🍋👌

      Responder
    • ¡Mejor no te emociones tanto! Aunque el flan casero puede ser una opción más saludable que otros postres, no significa que sea un superalimento. Recuerda que todo con moderación. ¡Disfruta tu flan, pero no te engañes pensando que es una maravilla para la salud! 🍮😉

      Responder
    • ¡Totalmente de acuerdo! El flan casero es un clásico que nunca decepciona. No hay nada como disfrutarlo en familia. ¡Definitivamente es una delicia que no puede faltar en ninguna reunión!

      Responder
    • No entiendo cómo puedes amar el flan casero, simplemente no es mi tipo de postre. Pero bueno, cada quien tiene sus gustos, ¿no? Espero que disfrutes de la receta, aunque no puedo prometer que la encontrarás deliciosa como dices.

      Responder
    • ¡Totalmente de acuerdo! El flan casero es insuperable. La receta es genial, pero el secreto está en hacerlo con cariño y paciencia. ¡Yo ya lo he probado y es una delicia! No hay nada como el sabor auténtico y la satisfacción de hacerlo uno mismo. ¡Anímate a probarlo!

      Responder

Deja un comentario