Deliciosas empanadas de vigilia con acelga: una receta tradicional

5/5 - 1 voto

¡Hola a todos, amantes de la comida! Hoy les traigo una deliciosa receta de empanadas de vigilia con acelga. Estas empanadas son perfectas para aquellos días de abstinencia en los que queremos disfrutar de un bocado delicioso y tradicional. Además, la acelga le da un toque de frescura y sabor único. ¡Prepárense para chuparse los dedos!

Pero antes de que se pongan manos a la obra, les compartiré algunos detalles sobre esta fabulosa receta en el siguiente listado:

  • Número de comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 1 hora

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 200 gramos de manteca
  • 1 huevo
  • Sal al gusto
  • 1 kilogramo de acelgas
  • 2 cebollas
  • 2 huevos duros
  • 100 gramos de aceitunas verdes
  • Condimentos a gusto (pimentón, ají molido, orégano)

Pasos de Preparación

  1. Primero, prepara la masa mezclando la harina, la manteca derretida, el huevo y una pizca de sal en un recipiente grande. Amasa hasta obtener una masa homogénea y deja reposar durante 30 minutos.
  2. Mientras tanto, lava bien las acelgas, quita los tallos más gruesos y pica finamente las hojas. Pela y pica las cebollas.
  3. En una sartén grande, derrite un poco de manteca y añade las cebollas y las acelgas. Cocina a fuego medio durante unos minutos hasta que estén tiernas. Agrega los condimentos a gusto y mezcla bien.
  4. Una vez lista la mezcla de acelga, retírala del fuego y déjala enfriar unos minutos. Luego, incorpora los huevos duros y las aceitunas verdes cortadas en rodajas.
  5. Ahora viene la parte divertida: estira la masa con un palo de amasar sobre una superficie enharinada y corta círculos de aproximadamente 12 cm de diámetro.
  6. Rellena cada círculo con la mezcla de acelga y dobla la masa para formar las empanadas. Sella los bordes presionando con un tenedor.
  7. Finalmente, lleva las empanadas al horno precalentado a 200 grados Celsius durante unos 25 minutos o hasta que estén doradas y crujientes.
  8. Sirve las empanadas de vigilia con acelga calentitas y disfruta de este manjar lleno de sabor y tradición.

Beneficios de las empanadas de vigilia con acelga

Además de su delicioso sabor, estas empanadas ofrecen varios beneficios para nuestra salud. La acelga, al ser rica en vitaminas y minerales, contribuye al fortalecimiento de nuestros huesos y sistema inmunológico. Además, su alto contenido de fibra nos ayuda a regular el tránsito intestinal y mantenernos saciados por más tiempo. ¡Una opción nutritiva para disfrutar sin culpa!

Recomendaciones y Consejos

Aquí van algunos consejitos que te serán útiles a la hora de preparar estas empanadas:
– Si prefieres una masa más liviana, puedes utilizar mitad de harina común y mitad de harina integral.
– Para un toque extra de sabor, puedes añadirle a la mezcla de acelga algunos cubitos de queso antes de armar las empanadas.
– Asegúrate de sellar bien los bordes de las empanadas para evitar que se abran durante la cocción.

Relacionado:   Deliciosas albóndigas libanesas: una explosión de sabores en cada bocado

Curiosidades sobre las empanadas de vigilia

Las empanadas de vigilia tienen un origen muy antiguo y se remontan a la época de los primeros pobladores de Argentina. Era común que, durante la época de Cuaresma, se abstuvieran de comer carne y buscaran alternativas igualmente sabrosas y nutritivas. Por eso, surgieron estas deliciosas empanadas rellenas de verduras, como la acelga, que se convirtieron en una tradición culinaria muy arraigada en nuestro país. ¡Una prueba más de la riqueza gastronómica de Argentina!

Deja un comentario