Receta fácil: Crema pastelera con maicena y leche condensada

5/5 - 1 voto

Mirá, ¿quién puede resistirse a una deliciosa crema pastelera con ese toquecito de maicena y leche condensada? No creo que haya alguien que pueda decir que no a una explosión de sabor en su boca, en serio. Es una receta clásica con un toque especial que te va a hacer querer lamer hasta el último rastro del tazón. ¡Así que prepárate para descubrir cómo hacer esta maravilla!

Información previa

  • Número de comensales: 6 personas
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 25 minutos

Ingredientes

  • 1 lata de leche condensada
  • 2 tazas de leche
  • 3 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de maicena
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Piñones o azúcar impalpable para decorar (opcional)

Pasos de preparación

  1. En una cacerola, calentá la leche a fuego medio hasta que esté a punto de hervir.
  2. Mientras tanto, en un tazón aparte, batí las yemas de huevo junto con la maicena hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Agregá la leche condensada y la esencia de vainilla a la mezcla de yemas y maicena, y revolvé bien.
  4. Poco a poco, agregá la leche caliente a la mezcla, revolviendo constantemente.
  5. Devolvé la mezcla a la cacerola y llevá a fuego bajo, revolviendo constantemente hasta que la crema espese.
  6. Retirá del fuego y dejá enfriar completamente.
  7. Si querés, podés decorar la crema con piñones o espolvorear con azúcar impalpable.

Beneficios de la crema pastelera con maicena y leche condensada

Además de ser una delicia irresistible, esta crema pastelera tiene algunos beneficios que tal vez no sabías. La maicena, por ejemplo, le aporta una textura suave y ligera, además de ayudar a espesarla. Y la leche condensada, ¡ay, la leche condensada! Le da un toque dulce y cremoso que simplemente te hace querer más y más.

Recomendaciones y consejos

La clave para obtener una crema pastelera perfecta está en tener paciencia y revolver constantemente para evitar que se formen grumos. Además, al enfriarla, se vuelve más espesa, así que no te preocupes si te parece un poco líquida al principio. Y por último, pero no menos importante, disfrutala en compañía de un riquísimo postre o relleno para tartas. ¡Es una combinación ganadora!

Curiosidades sobre la receta

¿Sabías que la crema pastelera es uno de los rellenos más utilizados en repostería? Es súper versátil y combina perfecto con bizcochos, tartas, postres individuales e incluso para rellenar buñuelos. Pero ¿sabes qué es lo mejor? ¡Que podés personalizarla agregando diferentes sabores como ralladura de limón, canela o incluso café! ¡Dejá volar tu imaginación y experimentá con nuevos sabores!

Relacionado:   Masa bomba con crema pastelera: ¡una delicia irresistible!

Deja un comentario