Receta fácil: Bizcochuelo tradicional de vainilla

5/5 - 1 voto

Receta de Bizcochuelo Tradicional de Vainilla

¡Bienvenidos, amantes de la repostería casera! Hoy les traigo una receta clásica que nunca falla y que es perfecta para cualquier ocasión. El bizcochuelo tradicional de vainilla es una opción deliciosa y versátil que seguro conquistará tu paladar y el de tus seres queridos. Además, su aroma inconfundible impregnará tu cocina, haciendo de la preparación toda una experiencia.

  • Número de comensales: 8 porciones
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 1 hora

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 200g de azúcar
  • 200g de harina
  • 100ml de leche
  • 100ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Una pizca de sal

Pasos para la preparación

  1. Preparar los ingredientes y precalentar el horno a 180°C.
  2. En un bol, batir los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa.
  3. Agregar la leche, el aceite y la esencia de vainilla, y mezclar bien.
  4. Cernir la harina con el polvo de hornear y la sal, y agregar a la mezcla anterior, incorporando con movimientos envolventes.
  5. Verter la preparación en un molde enmantecado y enharinado.
  6. Llevar al horno durante 30-35 minutos, o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.
  7. Retirar del horno, dejar enfriar y desmoldar.

Beneficios

El bizcochuelo tradicional de vainilla es ideal para acompañar tus desayunos o meriendas, siendo una opción reconfortante y deliciosa. Además, su sabor suave y textura esponjosa lo convierten en el complemento perfecto para disfrutar con un buen café o té.

Recomendaciones y consejos

Para obtener un bizcochuelo aún más esponjoso, asegúrate de batir bien la mezcla de huevos y azúcar, y de tamizar la harina antes de incorporarla. Además, puedes agregar ralladura de limón o naranja para darle un toque cítrico que realce su sabor.

Curiosidades

El bizcochuelo, también conocido como bizcocho, es un tipo de pastel esponjoso de origen europeo que se ha popularizado en la repostería mundial. A lo largo de los años, ha sido parte de innumerables recetas familiares, adaptándose a los gustos y tradiciones de cada región donde se prepara.

Relacionado:   Receta de Bizcochuelo Marmolado Vegano: Delicia sin lácteos

Deja un comentario