Deliciosas albóndigas de queso: una receta irresistible

5/5 - 1 voto

¿A quién no le gustan unas deliciosas albóndigas con queso? Si eres de los que se derriten por los platos llenos de sabor, entonces esta receta es para ti. En este blog, te enseñaré cómo preparar unas albóndigas con queso que te dejarán con ganas de repetir. ¡Prepárate para sorprender a tu familia con esta deliciosa opción!

Información previa

  • Comensales: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 45 minutos

Ingredientes

  • 500 gramos de carne molida
  • 1 cebolla picada finamente
  • 2 dientes de ajo triturados
  • 1 huevo batido
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 1/4 taza de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 1/2 taza de queso mozzarella rallado
  • Aceite vegetal para freír

Pasos de preparación

  1. En un bol, mezcla la carne molida, la cebolla, el ajo, el huevo batido, el pan rallado, el queso rallado, la sal y la pimienta. Amasa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Forma pequeñas albóndigas con la mezcla y reserva.
  3. Calienta un poco de aceite vegetal en una sartén grande a fuego medio-alto.
  4. Agrega las albóndigas a la sartén y cocínalas hasta que estén doradas por todos los lados.
  5. Vierte la salsa de tomate sobre las albóndigas, baja el fuego y cocina a fuego lento durante unos 20 minutos.
  6. Justo antes de servir, espolvorea el queso mozzarella rallado sobre las albóndigas y deja que se derrita.
  7. Sirve las albóndigas con queso calientes y disfrútalas con una guarnición de tu elección. ¡Buen provecho!

Beneficios de las albóndigas con queso

Además de ser un plato delicioso, las albóndigas con queso aportan una buena cantidad de proteínas gracias a la carne. Además, el queso brinda calcio y otros nutrientes esenciales. Sin duda, una combinación perfecta para disfrutar de un plato sustancioso y nutritivo.

Recomendaciones y consejos

Para lograr unas albóndigas jugosas, te recomiendo no sobreamasar la mezcla de carne, ya que esto podría hacer que se vuelvan un poco duras. También puedes agregar algunas especias como comino o pimentón para darle un toque de sabor extra. Y si quieres una opción más saludable, puedes hornear las albóndigas en lugar de freírlas.

Curiosidades sobre las albóndigas con queso

Sabías que las albóndigas son un plato muy versátil que se encuentra presente en diferentes culturas alrededor del mundo. La combinación de la carne y el queso ha sido una excelente opción para disfrutar en familia durante muchas generaciones. Además, cada país tiene su propia receta especial de albóndigas, por lo que su variedad es inmensa. ¿Cuál es tu versión favorita de albóndigas?

Deja un comentario